La mejor descripción para la ciudad de Nueva York es ocupada, ruidosa, llena de gente, “sin descanso” y abrumadora. Para demostrar que “la ciudad que nunca duerme” también tiene sus momentos privados, relajados y tranquilos, el colectivo Dawn of Man proyectó una serie de videos de neuyorkinos durmiendo en las paredes de los edificios de la ciudad.

El proyecto llamado Projection Napping está compuesto de una serie de videos trascendentales de personas dormidas proyectados en los muros de edificios durante la noche. Según los artistas, fue todo un reto encontrar los lugares adecuados, ya que, de un día para otro, algunos espacios de la ciudad simplemente desaparecen durante la noche debido a los murales que otras personas realizan , o por algunas otras razones que tapaban la vista de sus proyecciones.

3

2

1

Los dormilones neoyorkinos no sólo muestran un notable contraste con la ciudad apurada, también hace reconsiderar a los peatones o a cualquier persona que pase para analizar sus actividades diarias. El hecho es que, incluso en la ciudad que nunca duerme, necesitamos tomar un descanso de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *