pc1

Víctor Alfonso Bravo Lara
“Payaso Copetín”

“Lo más gratificante de mi oficio es ver la sonrisa de los niños disfrutando de mi trabajo”

Tengo 30 años, soy de la ciudad de Guadalajara y llevo tres años realizando globoflexia, la cual es la práctica de inflar los globos hasta lograr que tomen cualquier forma como la de una persona, animal u objeto. Mi nombre artístico es el “Payaso Copetín”; un señor mayor fue quien me enseñó. Aprendí con facilidad, todo es fácil para quién tiene ganas de aprender y disfruta de su trabajo.

Estuve trabajando en varios lugares pero a veces el ambiente es muy pesado, algunos son prepotentes y en ocasiones envidiosos. No quieren enseñarte, te ven como competencia, cómo si quisieras quitarles su empleo, lo único que quiero es trabajar.

pc5

El centro histórico de Guadalajara es mi sitio de trabajo, también asisto a fiestas infantiles. En las plazas del centro histórico acude mucha gente y es en donde puedo realizar mejor mis actividades. La actitud de la gente es impredecible hay personas buenas, malas, educadas, groseras, estresadas, amargadas, alegres, generosas, con diferentes humores. En una ocasión, le ofrecí un globo a una niña, su papá me vio con desaire y se fueron sin darme las gracias, existe mucha desigualdad social. En otro momento, una niña me pidió que le hiciera un pulpo, al terminarlo su papá y la pequeña agradecieron; y con un sólo globo hice lo de un día de trabajo, en fin en la calle encuentras de todo. Pero lo más gratificante para mí, es ver la sonrisa de los niños disfrutando de mi trabajo.

Todo lo realizo espontáneamente, nunca planeo las cosas, porque nunca salen como se piensan, todo cambia, nada es seguro; en ocasiones puedes decepcionarte e incluso sorprenderte.

pc6

Las personas frecuentan más las plazas públicas los días viernes, sábados, domingos y días feriados. Pienso que los espacios públicos son sitios de suma importancia, en donde la gente se reúne para convivir y para otros se convierte en modo de vida, como lo es en mi caso.

Algunas personas están acostumbradas a dejar la basura por donde pasan o en donde se sientan, he visto como las fuentes se llenan de vasos y botellas de plástico, inclusive dejan de funcionar debido a esto. Aconsejo e invito a las personas, sobre todo a las madres y padres que creen conciencia en sus hijos —porque ellos serán los adultos del futuro— para que no tiren basura, cuiden los espacios públicos y sean respetuosos. Todos merecemos espacios bonitos, limpios y llenos de vida.

PCM10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *