El cine y la ciudad están indudablemente interterrelacionados. El desarrollo del cine siguió los pasos de la urbanización y la industrialización, y las primeras producciones y exhibiciones del cine fueron principalmente urbanas. No solo esto, sino la ciudad es un escenario y tema cinematográfico al cual se recurre seguido. De hecho, en muchas ocasiones la ciudad se ha estudiado y analizado no solo como escenario sino como un personaje del videasta (instertar citas), como lo es la ciudad de Hong Kong en muchas de las películas de Wong Kar Wai, la ciudad de Los Angeles en películas como Blade Runner y Rápio y Furioso, la Ciudad de México en el cine de Paul Le Duc y recientemente en la multipremiada Roma de Alfonso Cuarón. Ninguna de estas películas pueden ser lo que son sin tomar en cuenta la ciudad en la que se desarrollan. Efectivamente, para estudiosos como Kracauer (1997 citado en Visión general) la ciudad es un escenario cinematográfico ejemplar y esencial, en sintonía con la experiencia de la contingencia, el flujo y la indeterminación relacionada con la modernidad. Y asi la ciudad es no solo un escenario sino un personaje y una temática recurrente en el cine.

En el cine no esta presente la ciudad como objeto o tema, sino también hay urbanismo, diseño, estudio y pronóstico urbano. Dentro de los espacios urbanos representados en las pantallas existen ideas e ideales sobre la ciudad. Muchos teóricos, como Kracauer, sugieren que hay un especie de urbanismo en el cine. De manera que muchos cineastas también son inherentemente urbanistas y estudiosos de la ciudad. El cine Noir, por ejemplo, requiere conocimiento sobre las entrañas de los inframundos urbanos. El cine sobre las distopías e utopías presentan visiones en ocasiones proféticas de lo que pasa en la ciudad. Hansen 1999 (también citado en Visión general) sugiere que el cine funcionó como una especie de modernismo vernáculo para articular y mediar la experiencia de la modernidad, y especialmente de la urbanización.

Recientemente, la atención a las teorías académicas del espacio y el urbanismo han generado un interés en el urbanismo cinematográfico. Dicho interés coloca a los estudiosos del cine, los cineastas, los planificadores urbanos, geógrafos y arquitectos en una conversación donde ni el cine ni la ciudad son singulares. Por lo tanto, el análisis sobre la ciudad y el cine abarca múltiples ciudades en diferentes períodos históricos con una posibilidad de múltiples versiones de una sola ciudad. El trabajo cinematográfico sobre y situado en ciudades “internacionales” como Nueva York, Hong Kong, Los Angeles e incluso la Ciudad de México muestran diferentes narrativas, géneros, estudios, directores e individuos que pueden ser de interés tanto de los estudiosos del cine como los estudiosos de la ciudad misma.

Nustra nueva propuesta para proyecto nace de un intercambio de ideas entre Ambulare Comunidad Creativa, NEOSFest Encuentro Internacional de Experimentación Audiovisual y alumnos del posgrado en Diseño y Estudios Urbanos de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco. Próximamente estaremos publicando los detalles de este nuevo proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *