Las personas se mueven por las ciudades para poder acceder a bienes y servicios, como ir a trabajar, estudiar, realizar compras o por esparcimiento. Estos traslados pueden llevarse a cabo en medios no motorizadas como lo son, caminar y andar en bicicleta o en medio motorizados como el transporte público y el automóvil privado.

La movilidad se ve reflejada en el consumo del espacio, tiempo, energía y recursos financieros, y trae consigo consecuencias negativas como accidentes, contaminación atmosférica, acústica y congestión vehicular.

El crecimiento acelerado y descontrolado de urbanización deja en evidencia la necesidad de cuidar las ciudades para que sus espacios ofrezcan una buena calidad de vida, lo cual incluye condiciones adecuadas de movilidad para las personas y mercancías. Esta necesidad es prioritaria en las grandes metrópolis de México que ya registran graves problemas sociales, económicos y ambientales relacionados con el desplazamiento de sus habitantes.

A continuación dejamos un cortometraje elaborado por CTS EMBARQ México, en donde se muestra la situación actual que enfrentan los habitantes de la Ciudad de México, la cual es muy similar en las zonas metropolitanas más grandes del país.

Categorías: Blog

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *