Utilizando el diseño, el arte y la cultura como medio de expresión, unión y sinergia

11064482_1051784391503576_1636378230_o copia

ETAPA 1.

Un baldío, un lugar, un espacio que no se le da uso, no cultiva fruto alguno. Estos espacios son una constante dentro de las ciudades, comúnmente relacionados a entornos de inseguridad, y que son convertidos en basureros públicos colectivos y sitios de vandalismo.

Ambulare observa estos sitios como espacios potenciales que pueden abandonar la perspectiva negativa en la que generalmente se encuentran, dejamos que la imaginación,  el diseño y el arte logren la reinterpretación y generación de nuevas experiencias mediante la rehabilitación e intervención; así como el papel de la creatividad y el trabajo colectivo.

 Un espacio similar se ha detectado dentro de la colonia Huentitán el Bajo, el cual ha estado abandonado durante muchos años. Este se encuentra ubicado en la calle de Volcán San Francisco esquina con Volcán Casiguina, y es utilizado, principalmente, para acortar camino ya que gracias a su gran extensión se puede llegar a diferentes zonas colindantes. Sin embargo las actividades transeúntes no son las únicas, puesto que diario los “teneros” acuden a este lugar para poder extender sus pieles y secarlas bajo la exposición del sol. Este lugar desde una perspectiva integradora, puede convertirse en un espacio de cohesión comunitaria, un detonante cultural y de conciencia pública para los vecinos de la colonia y sus colindantes fortaleciendo el tejido social. Mediante una intervención creativa y sonora, un poco de color y sobre todo la participación vecinal, se espera que los colonos observen de forma distinta este espacio dándole vida y se identifiquen con él.

El 9 de marzo, Ambulare Comunidad Creativa realizó un taller/intervención social en el Templo del Señor de la Ascensión, con la finalidad de comenzar a conocer a la comunidad vecinal y su relación con el entorno. Mediante una serie de talleres y actividades artísticas,  se pudieron detectar las necesidades, deseos e inquietudes de la comunidad. En este primer acercamiento los vecinos lograron plasmar en una maqueta como aprovecharían este espacio, se relacionaron con su entorno sonoro mediante una activación alcanzada a través de la construcción de la pieza sonoro colectiva titulada “Heterodino público” (Pieza del autor: Luc Cortés integrante de AMBULARE; de la serie Resono Pública). Además se implementó el stencil como una herramienta artística simple que todos pueden manipular.

Es decir poder utilizar el diseño, el arte y la cultura como medio de expresión, unión y sinergia.

HOLa copia

MANOS

CORRER

FINAL

PERSPECTIVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *